Nuestros proyectos singulares

En Hilti fabricamos herramientas para construir algunos de los edificios y puentes más impresionantes del mundo pero también

 

hacemos muchas otras cosas. Estos son algunos de nuestros proyectos más recientes.

Shinkansen, Asia

Conseguir que el famoso tren bala de Japón no pierda velocidad

Una prueba de la calidad de nuestros productos es el hecho de haber sido elegidos proveedores de una infraestructura que se caracteriza por su velocidad, eficiencia y seguridad: el famoso tren bala japonés conocido como Shinkansen. Se trata de una red ferroviaria de alta velocidad, envidiada por muchos países, que Hilti ayuda a mantener en perfecto estado.

El Shinkansen consta de unos 2.600 kilómetros de vía (con trenes que alcanzan velocidades de hasta 320 km/h), sin contar las líneas de cercanías. La línea Tōkaidō Shinkansen, que conecta Tokio y Osaka, transporta 151 millones de pasajeros al año, lo que la convierte en la vía férrea de alta velocidad más utilizada del mundo. En ella operan trenes mucho más grandes y con una frecuencia mayor que en la mayoría de líneas de este tipo. En hora punta pasan hasta 13 trenes por hora en cada dirección y cada convoy cuenta con 16 vagones y 1.323 asientos.

La puntualidad del Shinkansen es legendaria: los retrasos de todo un año no suman más que unos pocos segundos. Esto se debe, en parte, a su robusta tecnología, pero también al excepcional mantenimiento de todos sus componentes.

En unos márgenes de tiempo muy ajustados se realiza un trabajo de ingeniería

 

extremadamente eficiente: hay un intervalo de solo cuatro horas por la noche (entre el último tren del día y el primero del día siguiente) en el que deben llevarse a cabo todas las tareas de mantenimiento y reparación.

El equipo comercial de Hilti para el Este de Japón proporciona un servicio de consultoría para la empresa responsable del mantenimiento (Rent Corporation), ayudándola a elegir los productos más adecuados. Nuestra atornilladora de impacto a batería SIW 22 T-A, por ejemplo, alcanza un caudal increíble en muy poco tiempo, “ofrece una gran flexibilidad, la batería dura mucho, carga rápidamente, pesa poco y es totalmente fiable”, resume Nobuaki Isshiki, subdirector general de Rent Corporation en el este de Japón.

Además de proporcionar las herramientas adecuadas Hilti ofrece un conjunto de soluciones empresariales que incluye la opción de comprar o alquilar nuestros productos según las necesidades del cliente. “También ofrecemos servicios de gestión de flotas para grandes proyectos como el Shinkansen”, comenta Hidekazu Takahashi, jefe de gestión de cuentas de la unidad de alquiler de Hilti en Japón.

“Es un proyecto apasionante”, añade. “El Shinkansen conecta las principales ciudades de las islas de Honshu y Kyushu y se prevé que en 2016 llegue a la isla de Hokkaido. Será genial formar parte también de ese nuevo proyecto”.

Laboratorio MAX IV, Europa

Un impulso para la ciencia mundial en Suecia

Estamos orgullosos de haber formado parte del nuevo laboratorio MAX IV de la Universidad de Lund, una instalación puntera de radiación de sincrotrón y el mayor proyecto de infraestructura de investigación en Suecia. Después de cinco años la construcción del MAX IV finalizó en septiembre de 2015 y ha empezado a producir luz durante el solsticio de verano de 2016 (algo que no es producto de la casualidad).

En el mundo científico la Universidad de Lund es sinónimo de excelencia en disciplinas como la química, la física, la medicina o la ingeniería mecánica. Esta universidad también alberga el MAX-lab, donde científicos de todo el mundo utilizan la radiación electromagnética de sincrotrón para llevar a cabo investigaciones sobre arqueología, nanotecnología o espectroscopia de electrones.

El MAX IV es un MAX-lab de nueva generación: alberga 28 líneas de luz y 19 estaciones experimentales para hasta 2.000 investigadores al año. Con el doble de capacidad que los laboratorios anteriores (MAX I, MAX II y MAX III) su estructura requiere la tecnología de radiación electromagnética más avanzada y las rigurosas normas de seguridad que se esperan de un centro de investigación de estas características.

La construcción corrió a cargo de los promotores inmobiliarios suecos Peab y Wihlborgs, que recurrieron a Hilti por nuestros sistemas de medición, anclaje, fijación e instalación, así como por nuestra experiencia en ingeniería. Fuimos allí con un equipo de personal cualificado y ofrecimos una tecnología ferroviaria y de fijación a medida que resultó mucho más económica y rápida que los sistemas convencionales.

Al mismo tiempo trabajamos con Imtech Nordic en la instalación de los sistemas de calefacción, saneamiento, aspersión y procesamiento.

 

Para un edificio cuya estabilidad es puesta a prueba constantemente dichos sistemas requerían una buena protección frente a las vibraciones y el ruido. Nuestros ingenieros estuvieron allí para ayudar a planificar y hacer los cálculos necesarios y para garantizar el suministro ininterrumpido de materiales de calidad.

Las vigas, por ejemplo, se prepararon usando herramientas Hilti, que mejoraron enormemente la velocidad y la eficiencia del proceso. Tal y como explica Krister Andersson, gestor de proyectos en Imtech Nordic, “Las vigas estaban cortadas a medida, marcadas y entregadas en secciones, lo que significó un ahorro de tiempo del 30% en las diferentes fases de la construcción”.

El proyecto se dividió en dos fases. Primero se  construyó un túnel de 420 metros de longitud, diez metros de amplitud y paredes de hormigón de hasta dos metros de ancho para alojar el acelerador lineal de sincrotrón. Después se levantó un nuevo laboratorio: un edificio circular con techos de doce metros de altura y una circunferencia de 650 metros donde se encuentra el gran anillo de almacenamiento. También se construyó una nueva oficina, un centro de información turística y varios edificios técnicos. En total se levantaron cerca de 20 edificios con una superficie construida de 50.000 m2.

Como consecuencia de la inversión en el MAX IV se prevé que la ciudad de Lund desarrolle un nuevo distrito que atraerá a empresas, residentes y visitantes. Cuando el MAX IV esté totalmente terminado unas 50.000 personas trabajarán y vivirán en el nuevo distrito urbano.

Siempre es gratificante saber que formas parte de algo muy grande, especialmente cuando es algo tan extraordinario como el MAX IV.

US Bank Stadium, Norteamérica

Cómo impresionar a los seguidores de los Minnesota Vikings

Dar forma al skyline de una ciudad siempre es algo fascinante pero este proyecto ha sido especialmente interesante porque, además de aportar una nueva silueta a la ciudad de Minneapolis, hemos transformado el paisaje del deporte más popular de Estados Unidos.

El impresionante US Bank Stadium es el nuevo hogar de los Minnesota Vikings de la NFL y el estadio elegido para albergar la 52 edición de la Super Bowl en 2018 y la Final Four de baloncesto masculino de la NCAA en 2019. Nos llena de orgullo saber que nuestras herramientas y nuestros equipos han formado parte de este macroproyecto.

Con una altura de más de 30 plantas y capacidad para 73.000 personas, el US Bank Stadium se erige imponente en el corazón de Minneapolis. Cuenta con 131 suites, 8.000 asientos preferentes, 430 puestos de comida, el museo de los Vikings y un salón de la fama. Gracias al techo y la fachada translúcidos y a las ventanas delanteras móviles los asistentes podrán ver los partidos protegidos de la lluvia pero disfrutando al mismo tiempo de la luz natural y de las vistas de la ciudad.

Los responsables de este proyecto de 1.100 millones de dólares apostaron desde el primer momento por los productos Hilti. Sin embargo, no solo les proporcionamos eso, sino también nuestra tecnología, nuestros servicios, nuestros conocimientos y el asesoramiento de nuestros equipos.

 

Creemos que nunca es demasiado pronto para involucrarse en la construcción de grandes estadios, por eso preparamos con gran antelación a las personas adecuadas para que establecieran relaciones con quienes toman las decisiones. Ya teníamos una sólida relación con el despacho de arquitectos HKS y con la inmobiliaria Mortenson, la cual aprovechamos para familiarizarnos con los diferentes equipos del proyecto.

Necesitábamos conocer a todos los contratistas, sus actividades y sus aplicaciones para comprender los distintos requisitos de construcción e ingeniería y recomendar las herramientas más adecuadas para cada tarea. Tal y como explica Curt Lehman, Gerente Regional de Hilti: “Con más de 100 contratistas en el proyecto saber quién era quién fue difícil pero esencial”.

En cuanto a la construcción en sí, adoptamos una estrategia de “altura, anchura y profundidad”. Proporcionamos todos los cortafuegos esenciales y todos los anclajes del estadio. Nuestros anclajes HY 200 Safe Set dieron tan buenos resultados que después han sido usados en el estadio de los San Francisco Giants y en el de los Atlanta Falcons.

El US Bank Stadium no solo albergará importantes competiciones nacionales sino que también será un activo importante para la ciudad de Minneapolis, ya que estará disponible 355 días al año para acontecimientos públicos como competiciones deportivas no profesionales, celebraciones culturales, convenciones de negocios y conciertos. Para los que trabajamos en Hilti el beneficio para la comunidad es la guinda del pastel